EE.UU. renuncia al pacto global sobre migración de la ONU

Estado Unidos se retira porque el pacto sobre la migración socava la soberanía del país y de todos los países que lo acojan.

 

Estados Unidos notificó a las Naciones Unidas que ya no tomará parte del pacto global sobre migración, pues dijo que este socava la soberanía del país.

Estados Unidos hasta este sábado 2 de Diciembre ha sido parte de la Declaración de Nueva York por los Refugiados y los Migrantes desde que esta se formó el año pasado. La declaración busca asegurar los derechos de los migrantes, ignorando muchas leyes soberanas de los países occidentales y derechos adquiridos por los propios nacionales. Esta declaración promueve la negociación de un pacto global sobre migración supra territorial quitando a los países que se acojan, los derechos soberanos de decidir sobre sus fronteras y leyes migratorias y que se espera sea adoptado el próximo año.

Al explicar su retirada el sábado, Estados Unidos dijo que el pacto contenía provisiones que son inconsistentes con las políticas de inmigración del país.

Aunque Estados Unidos está orgulloso de su liderazgo en cuanto a migración y asuntos de refugiados, el enfoque global no es compatible con la soberanía nacional, de acuerdo con Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos en la ONU.

Haley dijo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomó la decisión y subrayó que los estadounidenses deberían determinar sus propias políticas sobre inmigración.

"Nuestras decisiones sobre políticas de inmigración deben ser tomadas siempre por los estadounidenses y solo por ellos", dijo. "Decidiremos la mejor forma de controlar nuestras fronteras y a quien se le permitirá entrar al país".

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Miroslav Lajčák, expresó su pesar por la decisión estadounidense y dijo que ninguna nación puede administrar la migración (leyes y territorio) por sí sola, dejando claro el alcance supra nacional del proyecto. Los países que se acojan al pacto global no podrán ejercer ni aplicar sus leyes internas sobre migración ni soberanía territorial.

Estados Unidos había empezado inicialmente en el proceso el año pasado "siguiendo la decisión del gobierno de Barack Obama de unirse a la Declaración de Nueva York sobre Migración", de acuerdo con la Misión de Estados Unidos ante la ONU.

La retirada llega días antes de una conferencia global sobre migración que comienza el lunes en Puerto Vallarta, México. Esta decisión del gobierno norteamericano, puede cambiar el enfoque internacional y dar un espaldarazo a otros países que quieren mantener el derecho a su soberanía.

 Especial de elguardianrd.com.

Comente este Artículo. Apreciamos su opinión

Sea el primero en comentar!

Nombre
avatar
wpDiscuz