Comienza la construcción del muro de Trump en la frontera con México

Las máquinas trabajan desde este martes en una zona deshabitada junto al paso fronterizo de Otay Mesa, en California

Con una imagen de unas excavadoras removiendo tierra comenzó este martes a hacerse realidad la gran promesa de Donald Trump. Lo anunció el Departamento de Interior, con un vídeo en Twitter. La construcción física del muro en la frontera ha comenzado. Falta la parte política, la financiera, las consecuencias internacionales y domésticas, pero Trump ya puede decir que el muro está en marcha.

Se van a construir ocho prototipos, de cuatro empresas distintas que aspiran a lograr el contrato para construir el eventual muro. Cuatro de los prototipos tienen que ser de cemento y los otros cuatro de “otros materiales”. Trump ha reconocido, por recomendación de la policía de fronteras, que el muro no puede ser sólido, pues es imprescindible para las tareas de vigilancia que se pueda ver lo que pasa al otro lado.El Departamento de Interior espera que la construcción de los prototipos esté terminada en “unos 30 días” después de la orden de empezar los trabajos, según una nota de prensa publicada el martes

Los ocho prototipos tendrán entre 5,5 y 9,1 metros de altura y una longitud de 9 metros “y estarán diseñados para detener los cruces ilegales en el área en la que se han construido”. Estos prototipos se usarán como base para el “futuro estándar de diseño” según vayan evolucionando las necesidades de la Policía de Fronteras, afirma la nota. “Estamos comprometidos con la seguridad de la frontera y eso incluye construir muros. Nuestra estrategia multisectorial incluye barreras, infraestructura, tecnología y personas”, dice en la nota el responsable de la Policía de Fronteras, Ronald Vitiello.

Las cuatro empresas que compiten por el contrato son Caddell Construction Co. LLC, de Montgomery, Alabama; Fisher Sand & Gravel Co., DBA Fisher Industries, de Tempe, Arizona; Texas Sterling Construction Co., de Houston, Texas; y W. G. Yates & Sons Construction Company, de Philadelphia, Mississippi. Las ofertas que presentaron iban desde los 300.000 a los 500.000 dólares.

La construcción del muro en California tiene una importante oposición institucional. Aparte de las declaraciones políticas, el Estado mismo ha presentado una demanda en los tribunales para tratar de conseguir la detención provisional de los trabajos por orden judicial. Aparte, el Ayuntamiento de Los Ángeles exige a los contratistas que revelen si tienen algo que ver con el muro. El Legislativo ha estudiado una ley para vetar en el Estado a las constructoras que participen. El Ayuntamiento de San Diego, en manos republicanas, aprobó una declaración institucional en la que se oponía a la construcción del muro.

Una vez construidos los prototipos, el restoo del proyecto se iniciaría en una fecha próxima. Trump aún ha conseguido que la cámara de representantes del  Congreso le apruebe una parte inicial de 1600 millones de dólares suficiente para ampliar una parte del muro que ya está construido desde hace dos décadas.  de dólares.

Comente este Artículo. Apreciamos su opinión

Sea el primero en comentar!

Nombre
avatar
wpDiscuz