Círculo de los 9 llama a defender la integridad de la nación dominicana

Denuncia que la nación dominicana está siendo desplazada por ilegales haitianos que son empujados a cruzar la frontera con el propósito de crear un caos social que cada día se hace mas evidente. Hace un llamado a la acción

 

Santo Domingo, DN. La identidad nacional podría ser despedazada por la formación en el país de una creciente sociedad paralela de origen haitiano, si el Gobierno sigue incumpliendo la Ley de Migración y el Código de Trabajo, "lo que es inaceptable" fueron parte de las afirmaciones de tres expertos, en sus ponencias en el evento denominado “Dominicana Bajo Ataque” que se realizó ante un nutrido público que llenó a plena capacidad el salón de actos del Instituto Duartiano.

El evento sirvió como lanzamiento del movimiento apartidista denominado “Círculo de los Nueve”. Conformado por un grupo de profesionales de diferentes ramas que están preocupados por la situación de indefención general que está viviendo la República Dominicana gracias a que las autoridades están limitando de manera programada pero  indebidamente la defensa de sus derechos.

El grupo de los nueve está conformado por: Vinicio Fernández, María Consuelo Hernández, Manuel Núñez Asencio, Kirsys Fernández, Rafael Peña Casado, Osvaldo Montalvo Cossío, Ricardo Espaillat, Carmen González, Laura Gil y Abel Raimundo  coordinadores del movimiento.

Los conferencistas del eventos fueron el economista y financista Osvaldo Montalvo Cossío, el Psiquiatra Dr. Ricardo Espaillat y el historiador y escritor Dr. Manuel Nuñez Asencio quienes aseguraron que “No estamos, pues, ante una inmigración manejable, sino ante un proceso de suplantación, colonización y conquista de la República Dominicana por parte de la nación haitiana”, expresaron.

Su criterio es que los haitianos “desorganizan las sociedades en las que se implantan y están creando una creciente crisis social”. Esto, estiman, fragmenta “la identidad nacional, pues los inmigrantes haitianos “se han propuesto desnacionalizar el registro civil”. El sistema social dominicano se está arruinando, afirmó.

Al finalizar el concurrido evento, el Círculo de los nueve, dio lectura a una declaración conjunta donde se hace un llamado al pueblo dominicano a defender la soberanía dominicana en los distintos escenarios de la vida nacional.

Por considerarlo de interés nacional, elguardianrd.com publica íntegramente la declaración:

CIRCULO DE LOS 9

DECLARACIÓN CONJUNTA DEL 16 DE ENERO DEL 2018

Hoy se cumplen 174 años de la proclama del Manifiesto del 16 de enero de 1844. Conocido como El Manifiestos Trinitario. En ese documento memorable se recoge el pensamiento de los jóvenes que en 1838 fundaron la sociedad patriótica “La Trinitaria”. En el Juramento concebido por el padre de la patria, Juan Pablo Duarte,  que precede al Manifiesto del 16 de enero  se dice lo siguiente: “, juro y prometo, por mi honor y mi conciencia, en manos de nuestro presidente Juan Pablo Duarte, cooperar con mi persona, vida y bienes a la separación definitiva del gobierno haitiano y a implantar una república libre, soberana e independiente de toda dominación extranjera, que se denominará República Dominicana”. El fundador de la República había dado la orientación del movimiento al inicio de sus palabras cuando dice lo siguiente: Estamos convencidos de que entre dominicanos y haitianos no hay fusión posible. Somos y seremos dos pueblos diferentes. Nuestro destino es ser independientes, absolutamente independientes.  

He aquí expuestas muy sucintamente las razones que movieron a los patriotas de 1844:

  1. Que el régimen haitiano implanto una tiranía feroz que desconoció los derechos de los dominicanos.
  2. Que sus decretos y disposiciones jurídicas obligaron a las familias a emigrar. El artículo 12 de la Constitución haitiana de 1805 les prohibía el derecho a la propiedad a las personas de raza blanca. Una resolución totalmente racista.
  3. Iniciaron una vasta campaña de expropiación de la iglesia, de las instituciones, de los hatos más importantes para otorgarlo a su Ejército “la ley de 1824 autorizo el latrocinio y el fraude”.
  4. Igualmente, prohibieron la enseñanza de la lengua española y su empleo en todos los actos públicos (circular de Boyer de 1824) y privaron a los dominicanos de todos los derechos políticos,

Al examinar menudamente el manifiesto pueden enumerarse más de ochenta agravios. Esas son parte de las conclusiones de este documento, que es el acta de la fundación de nuestra Independencia.

Hoy, tenemos una ocupación y suplantación aún mayor que la ocurrida en el período de nuestra independencia, con enemigos dentro y fuera del país.

Nuestro sistema social ha comenzado a colapsar con la mudanza del pueblo haitiano al territorio dominicano. Lo que se constituye hoy en la mayor amenaza al mantenimiento del resultado histórico de la independencia y en vía de anular completamente la autodeterminación del pueblo dominicano.

El desplazamiento haitiano hacia la República Dominicana, ocupa el empleo; devora el presupuesto sanitario;  incrementa el gasto social, en la educación  y en la seguridad pública; crece la población no productiva ocupando los espacios públicos por el reagrupamiento familiar (niños, parturientas, parientes);  desorganizan las sociedades en las que se implantan; están creando una creciente crisis social. Este fenómeno importado está fragmentando la identidad nacional pues con la presión internacional se han propuesto desnacionalizar el registro civil.

En los empleos que ofrecen la agricultura, la construcción, el empleo informal y muchos servicios, los haitianos han desplazado a los dominicanos, deprimiendo de manera significativa, los salarios a niveles que se hace imposible que un dominicano, con semejante ingreso pueda sustentar a su familia.

No estamos, pues, ante una inmigración manejable, sino ante un proceso de suplantación, colonización y conquista de la República Dominicana por parte de la nación haitiana.

Queda evidenciado claramente que la Comunidad Internacional y los responsables del Gobierno haitiano han decidido que la República Dominicana sea la única solución viable a la crisis que desde hace un siglo padece ese país.

Actualmente, las élites haitianas están promoviendo un desplazamiento irresponsable al territorio de la República Dominicana. Así, creando en nuestro territorio una sociedad paralela, están traspasando a nuestro país sus obligaciones. Como si nosotros fuésemos culpables y Responsables de su indocumentación, de su desempleo y de la miseria que ellos mismos han generado. Algo inaceptable.

Ante estos hechos tan contundentes queremos hacer el siguiente llamado:

  1. Que cada dominicano empiece a estar consciente de su responsabilidad histórica y asuma una postura de defensa de su identidad y valores.
  2. Ocupe los medios de comunicación expresando su sentir y rechazo.
  3. Hagamos un cambio asumiendo una retórica apegada a las reales circunstancias que nos asedian.
  4. Cada uno de nosotros debe ser una unidad de defensa de la soberanía convirtiéndonos en un núcleo de resistencia permanente.
  5. Promover en nuestro círculo íntimo valores cívicos y patrióticos, la práctica de nuestra cultura, la dominicana, para la defensa y permanencia de nuestra identidad.
  6. Exigir al gobierno el cumplimiento del código de trabajo en la proporción establecida en la ley.
  7. Exigir al gobierno el cumplimiento y respeto de la ley de migración y el inicio de la deportación de indocumentados.
  8. Asumir la defensa de la soberanía como un deber ciudadano y un legítimo derecho individual y el inherente del pueblo dominicano. Como lo establece el artículo 2 de nuestra constitución. Artículo 2.- Soberanía popular. La soberanía reside exclusivamente en el pueblo, de quien emanan todos los poderes, los cuales ejerce por medio de sus representantes o en forma directa, en los términos que establecen esta Constitución y las leyes.  

Estas acciones van dirigidas a preservar la calidad de vida del pueblo dominicano, en pleno ejercicio de sus derechos y deberes ciudadanos. También a preservar su permanencia en las futuras generaciones. Si no actuamos ahora, no tendremos país.

Tambien te puede interesar

Comente este Artículo. Apreciamos su opinión

Sea el primero en comentar!

Nombre
avatar
A %d blogueros les gusta esto: